English Français Español

Acerca de las calcomanías de inspección

Cada vehículo de motor comercial (autobús, autobús escolar, otro autobús, camión, camión tractor, semirremolque, remolque, etc.) utilizado individualmente o en combinación puede calificar para una calcomanía CVSA, si pasa la inspección. El Nivel I y el Nivel V estándar de América del Norte son las únicas inspecciones elegibles para la emisión de una calcomanía CVSA. Las inspecciones de nivel VI también pueden resultar en la emisión de una Calcomanía CVSA de nivel VI.

“Pasar la inspección” significa que durante una inspección de nivel I, nivel V o nivel VI, no hay violaciones críticas, de acuerdo con los Criterios de Fuera de Servicio Estándar de América del Norte. Si no se detectan infracciones críticas durante las inspecciones elegibles, se aplica una calcomanía CVSA.

Las calcomanías de inspección deben ser colocadas por inspectores certificados de Nivel I, Nivel V o VI de América del Norte, lo que significa que el empleado del gobierno que realiza las inspecciones y coloca las calcomanías CVSA completó con éxito un programa de capacitación aprobado por CVSA.

Los criterios de la calcomanía CVSA se aplican solo a la condición del vehículo, no al conductor. Es posible que un conductor esté fuera de servicio y aún así su vehículo (s) califique para una calcomanía CVSA.

Las calcomanías CVSA, cuando se colocan, siguen siendo válidas por un período que no exceda los tres meses consecutivos. Por lo general, los vehículos que exhiban una calcomanía CVSA válida no estarán sujetos a una nueva inspección. Sin embargo, nada impide reinspección de un vehículo o combinación de vehículos con calcomanías CVSA válidas.